EL ENGRANAJE

Inicio » Actualidad » EL ENGRANAJE

El Infantil A es el líder en su grupo. Tres partidos, 25 goles a favor y ninguno en contra. La victoria en Argés por 0-8 le mantiene en su buena línea. Pero también es un equipo que debe mejorar en algunos aspectos, para ello están trabajando de una manera extraordinaria, su físico le da para mucho y cuando este aspecto se fusione con lo técnico, el engranaje será superior. Fue un gran partido, sobre todo en el primer tiempo, cuando la temperatura no había derretido aún la frescura de ambos equipos. El Toledo B empezó fuerte, rocoso en su presión y acertado en su primera ocasión para ponerse por delante en el marcador. El Infantil B reaccionó tomando el mando del partido y dominando el juego, hasta que en una jugada personal extraordinaria, Miguel Rasero, pesadilla constante pora los verdes, desparramó por el suelo con dos regates a su marcador y al portero para conseguir el empate merecido. El segundo tiempo el calor repartió cansancio y plomo en las piernas de ambos equipos, si bien el fútbol premió al mejor, al que más lo buscó, a través de Nico que después de una falta se encontró con el balón en los pies sin oposición, y rompió la red para dejar el resultado en el 2-1 definitivo.

Nuestros dos equipos cadetes se aproximan a su sitio, se mantienen invictos en partidos y en goles. El Cadete A venció con solvencia al Argés B en un partido que se hizo largo por el nulo obstáculo que mostró el rival, es más, el 0-9 fue anecdótico si consideramos que los nuestros con el tercer gol levantaron mucho el pie del acelerador. El Cadete B si se trabajó y bien el partido y el resultado, 2-0 ante Argés A, que venía imbatido y con buenos números. Nuestros cadetes pequeños son arrolladores, trabajadores y constantes, algo que los de verde no pudieron sostener.

Mala jornada para los juveniles, que no sacaron sus partidos. El Juvenil A cayó estrepitosamente en Tomelloso, resultado abultado tal vez, pero que debe ser un toque de atención para todos, esta categoría no permite ni despistes ni relajaciones, ni pruebas ya, y cualquier equipo te desarma en cuanto te pongas la mano en la frente para que no te moleste el sol. Con mucho margen aún, el 3-0 debemos considerarlo como lo que fue, un accidente. También el tropiezo del Juvenil B fue fruto de la relajación de todos, absolutamente todos, del dejarte llevar y de falta de tensión, porque consideramos que empatar 1-1 en Ugena no entraba dentro de los cálculos de nadie.

El fútbol 8 sí dio la talla en líneas generales, porque los dos equipos alevines solucionaron sus partidos sin sobresalto alguno, con dos goleadas concluyentes, 1-6 el Alevin A contra Nambroca A, y 1-5 el Alevin B ante el Mora B, que nos mantienen en la pelea por el título. También está metidos en sus ligas el Benjamin A y  Prebenjamín que ganaron sus partidos con comodidad. Al Benjamin B le queda todavía mucho trecho, para correr y correr, pero antes de todo ello, andar y andar, mucho. Lo conseguiríes chavales, no tenemos duda.