El ardor infinito

Inicio » Actualidad » El ardor infinito

Muchas precauciones y mucho respeto. Las que tomaron y mostraron el Juvenil A y su rival ayer, el Élite Talavera, dos buenos equipos que sentían la necesidad de no equivocarse y no escuchar ese grito en la oreja de reproche. Muchas fases diferentes, buen juego e impreciso a veces, y una solidez defensiva que nos enseñó desde el principio que no veríamos muchos goles. Es justo apuntar que el dominio de nuestro equipo fue mucho mayor, que los chicos del Elite trataron de mostrarse ordenados y sin perder la posición, defendiendo correctamente. Les pesó y mucho el jugar con un jugador menos durante 55 minutos por una expulsión impulsiva e innecesaria. A partir de ahí salió a relucir el orgullo y el infinito ardor de los nuestros que vieron que la oportunidad no se podía desperdiciar. En el minuto 79 un pase perfecto de Jorge dejó a Pablo Blanco delante del portero talaverano, al que aguantó, amagó y venció con el interior del pie derecho, para dejar los tres puntos, y el resultado, 1-0, en casa. Con el mismo resultado, 1-0, el Juvenil B logró conservar su liderato en su grupo, aunque con un partido muy feo, que resolvió Marcos González en el minuto 13, gol tempranero que confundió a los nuestros tal vez, pensarían que habría festín goleador, pero no fue así, porque si tienes siete ocasiones claras, claras, y no la metes, pues eso, terminas pidiendo la hora y dando por bueno el resultado, básicamente porque nos sigue dejando en lo más alto de la clasificación.

Después de varias ocasiones falladas, el primer gol de Andrés abrió los pulmones del Cadete A en Azuqueca que no encontraba explicación a que con tanto dominio el resultado al descanso fuera de cero a cero. Miguel Cuesta metió el segundo gol definitivo, 0-2 final. que nos eleva después de la primera derrota anterior. Ahora esto debe ir para arriba como no puede ser de otra manera, eso sí, con mucho trabajo. Peor le fue al Infantil A, que también en Azuqueca fue dominado y vencido, 3-0, rival superior y poco que objetar, un mal día en la oficina lo tiene cualquiera. Mal día también para el triple enfrentamiento de Primera División contra el C.F. Talavera de la Reina, que hizo valer su DNI para golear al Cadete B, un año más pequeño que los blanquiazules. El Alevin A también sucumbió ante los talaveranos, 1-5, porque jugaron a un ritmo menor que el rival, con una intensidad que deben reactivar, porque en esta liga hay que meter una velocidad más. Salvaron los muebles los chavales del Infantil B que empataron ante el Talavera A, 1-1, cuando teníamos amarrados los tres puntos prácticamente. Una falta fuera del área, a cuatro minutos del final, les dio el premio de un punto a los cerámicos, que ni en sus mejores sueños esperaban. Nos gustó el pundonor de los nuestro

Acabamos destacando la goleada del Infantil C en Camarena, 0-9, que les viene bien como motivación para su inicio de liga, 6 de noviembre, después de tomarse un finde de descanso, el próximo que tenemos puente. También goleó el Alevin B al Villaluenga A, 2-5, mostrando sus credenciales para la liga, y aunque el Alevin C perdió, no dejó de ser un paso más para su aprendizaje. Y para cerrar muchos goles, los del Benjamin A que ganó en Bargas 1-8, así como los del Benjamin B, 3-6 en Recas, mismo escenario donde nuestro Prebenjamin A se dio un buen festín, goleando al anfitrión, Recas por 1-14. Ojo, que esto sigue.

Abrir chat