Fuego negro naranja

Inicio » Actualidad » Fuego negro naranja

El Puertollano fue asediado y atacado por un dragón que escupía fuego negro naranja, Cadete A, que buscó el premio final durante muchos minutos del partido, y lo encontró a falta de poco más de quince para el final, Rafa Cano había abierto la lata en el minuto 25, tumbó a los puertollanenses con el segundo gol en el 64, anulando las tablas que los rojillos consiguieron en el 27, un gol que les mantuvo en pie demasiado tiempo, porque los nuestros ya habían merecido mejor recompensa mucho antes. Álvaro Mellado en el primer balón que tocó después de salir del banquillo, remató a los ciudarrealeños, que ofrecieron mejor imagen de lo que dice la clasificación. 3-1, tres puntos importantes que nos llevan hasta la quinta posición en una liga muy igualada y competida. Seguiremos ahí. El Infantil A tumbó al líder imbatido, 2-1, en un gran partido rociado por la buena actitud con la que los nuestros afrontaron el choque, enchufados para abatir al Puertollano con dos zarpazos en los primeros treinta minutos, en las botas de los dos goleadores ayer, Andrés Maganto y Víctor López, Tal vez los chicos de rojo no esperaban semejante meteoro, que les aturdió durante mucho tiempo. El gol que acortó distancias no les llegó a los visitantes para conseguir el empate básicamente porque nuestros chavales defendieron su área como lo que es, su casa y todo lo que hay dentro de ella. Somos terceros, a dos puntos del primero, a uno del segundo, que en dos jornadas se enfrentan entre ellos. Objetivo: no perder la estela.

No le alcanzó al Consuegra su dureza para tapar la impotencia de ser superado por nuestro Cadete B que se mostró mayor en todos los aspectos que los de verde, excepto en el DNI, algo que no soportaron los consaburenses que jugaron al límite con el consentimiento del juez que dirigió el partido, jovencito asustado que castigó la protesta de nuestro entrenador por encima de las patadas y empujones de los locales. El 0-1 final, gol de Marcos González, nos mantiene terceros en la Primera División, empatado a puntos con el segundo clasificado. Espectacular. También en Consuegra sufrió el Juvenil A para arrancar un punto, 1-1, gol de Ochando, aunque en el cómputo general del partido fue mejor que el rival, mereció la victoria de largo, pero los palos sobre todo, cuatro dimos en total, y la torpeza del responsable de poner orden y justicia, al que ya conocemos bien, lo impidieron. Subimos un puesto, ahora cuartos, y hay que seguir subiendo.