La mejor paella

Inicio » Actualidad » La mejor paella

Tan necesaria es la suerte como inexcusable es no dejar de correr, no dejar de creer. Y el Juvenil A no se rindió, tal vez porque cuando la vida te mete un susto, esos reveses no sólo se convierten en un desafío, sino en una prueba para superar dramas y sortear miedos, evitar el desplome de la confianza, y espantar contratiempos. Y sufrir. Y llorar. El partido ante el Albacer fue un ejercicio auténtico de esquivar la angustia con tesón y cabezonería. Y nuestros chicos lloraron, pero de alegría, porque recogieron el fruto de lo sembrado, superando al rival 2-3, triunfo agónico pero merecido, con los goles de todos, los del equipo entero, que representaron Manu Torija, Guijarro y Albertito. Fue un partido digno de colgar en un cuadro para recordar perennemente, porque la épica a la que subieron nuestros chavales tuvo tintes de película histórica, esa que quedará eternamente en las mejores filmotecas. En nuestro paladar quedó La Mejor Paella. En nuestra retina quedará para la memoria este partido que lo ganaron los tres mencionados anteriormente más Carmena, Rubens, Samuel, Gallego, Ayoub, Alberto Díaz, Cristian, Bonilla, Cancela, Sergio, Álex Fernández, y nuestros dos buques insignia, Labra y Grana, que echaron los dientes aquí en Odelot primero, y la barba después.

 

CAMPEONES !!!

Estos no tienen miedo a sudar, corren y corren para defender su casa y a la vez entrar en la de los demás con desparpajo y decisión, superando esa aprensión que suele afectar a los que miran los escudos de los rivales como si fuesen dioses. Estos dan mucha guerra a los contrarios y mucha gloria a la camiseta que defienden. Ya iba siendo hora de que les pusiéramos cara de CAMPEONES, de que se les reconociera su potencial como equipo. El Benjamín A se proclamó CAMPEÓN de la Supercup Madrid, torneo prestigioso donde suelen estar los mejores. Superó equipos rocosos, técnicos, jugones, y fue el mejor. En su camino quedaron superados equipos como el Atlético de Madrid B, 0-1, y el Mostoles URJC, 2-3 en Semis, y arrollado en la Final el Seseña CF, que recibió un 0-5 concluyente, la mayor goleada de esta Supercup. Nuestros chicos fueron de menos a más, superando difíciles exámenes y poniendo los puntos sobre las íes, mostrando el gran trabajo que se viene desarrollando desde septiembre. Fabio fue nombrado MEJOR JUGADOR del Torneo, con justicia, eso sí, con la ayuda inestimable de todos sus compañeros, Adrián, Berenguer, Izan, Dimas, Gabri, Lucas, Miguel, Tomás, Darío, Javi Fernández, y Jorge Yuste, premiado con el Trofeo al MEJOR ENTRENADOR. Nosotros añadimos nuestro premio particular a las Madres y Padres del equipo como MEJOR AFICIÓN.

Enhorabuena Campeones!!!

La calma y la paciencia son necesarias cuando surgen dificultades. La insistencia y el ardor se fusionan con las  dos anteriores conductas para triunfar. El Alevín A ganó su semifinal al Miguel Esteban, un gran equipo. Nuestros chicos no se arrugaron ante la adversidad de ir por dos veces abajo en el marcador, guardando sus cartuchos para los momentos adecuados, y navegar enteros mientras tanto, por el mar que pilota suave hasta romper con sus olas. La semifinal de la Primera División fue dura porque el rival lo fue, y nos dejó una delicia en forma de resultado, 2-3, que nos pone en la Gran Final, que disputaremos al Mora, que se deshizo en penaltis del Elite Talavera.

El Alevín C hizo un papel fabuloso en la Supercup Madrid, superando la primera fase y cayendo en la segunda ante un gran equipo, el Rayo Alcobendas que acabó tercero. Los nuestros jugaron en total seis partidos, con un bagaje más que aceptable, cinco partidos ganados, uno perdido, quince goles a favor y cinco en contra. Buena también fue la participación del Alevín B en el Torneo de Villaluenga, eliminado en Cuartos por el Sonseca. Es difícil competir con equipos mayores en edad. Son buenos todos estos alevines. El Cadete A sigue siendo un rival temible para el Albacete. Ayer los nuestros vencieron al Al-Basit 1-4, y pone nervioso al equipo blanco. El Cadete B venció 2-7 en Los Yébenes, preparación para su puesta en escena en la Supercup Madrid donde nos esperan el Atlético de Madrid, Ciudad de Getafe y Azuqueca.

Por último damos un aplauso enorme al Juvenil B, que cayó en Argés 3-0, con el equipo mermado de efectivos. Dimos la cara con elegancia y con lo que pudimos. Y damos la enhorabuena al rival.