Una despedida brillante

Inicio » Actualidad » Una despedida brillante

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Juvenil B terminó de forma brillante su temporada, goleando 7-1 al Benquerencia que llegó a adelantarse en el marcador resistiendo hasta el descanso con el cero a uno. Buen equipo los azules, que se derritieron en la segunda parte, y que doblaron la rodilla con los goles de Carlos Zapero (3), David Nogales, Alvaro Mellado, Adrián Ortiz y Tomás Jiménez. Han jugado 26 partidos, con 16 ganados, 6 empatados y 4 perdidos, espectacular si miramos sus DNI, jugadores jóvenes, el 80 por ciento de primer año y seis cadetes. Sus números marean a cualquiera, 99 goles a favor y 35 en contra. Las dificultades que azotaron a este equipo semana tras semana fueron superadas cada día por unos jugadores que creen en lo que hacen. Las adversidades le dejaron en cuadro para jugar los últimos partidos, gastroenteritis de última hora, lesiones musculares, jugadores que deben subir para apoyar al  Juvenil A también, imprevistos bien capeados por estos chicos que con catorce o quince jugadores han hecho historia para la Escuela, borrando de un plumazo los malísimos cursos pasados, obteniendo un meritorio cuarto puesto.

Agradecemos desde aquí el esfuerzo, el compromiso, la actitud y la seriedad de un equipo que ha sido eso, un equipo, un grupo extraordinario de buenos jugadores, a los que pedimos desde hoy que descansen para volver en agosto con las pilas bien cargadas. Añadimos a los mencionados anteriormente goleadores al resto de la plantilla: Andrés Guerrero, Alejandro Santos, Mario Gutiérrez, Joel López, Javi Pantoja, Carlos Gómez-Manzanilla, Pablo Benito, Alex Escobar, Alberto Escobar, Nacho Labrador, Sergio Gil, Diego Carballo, Raúl Villanueva, Roberto Espinosa, Aaron Revilla, Carlos Arriscado y los trabajadores del banquillo, ejemplo de constancia y preparación, Chikei Hiraki, segundo entrenador e Hiroki Numone, el entrenador que ha dirigido magistralmente a todos los nombrados. Muchas gracias a todos y hablamos en breve.

Menos suerte tuvo el Juvenil A  que empató 2-2 ante La Roda, con dos extraordinarios goles de Jorge y Yago que habrían servido de sobra para ganar los tres puntos, pero que impidió un lamentable arbitraje de muy bajo nivel, que no corresponde a la categoría. Seguimos. El resto de partidos fueron goleadas estrepitosas, resultados que podéis ver en nuestra web en el apartado Últimos Resultados, aunque de todos estos partidos destacamos el enfrentamiento entre hermanos, que ganó el mayor, Infantil A, eso sí, sudando porque el menor Infantil B le puso las cosas difíciles, más de lo que refleja el 3-0 final. La imagen de Odelot quedó por todo lo alto con este partido, dejando claro que aquí hay futuro y del bueno para varios años

.