DE CÓMO ENSEÑAR EDUCADAMENTE. . (28-OCTUBRE-2012).

En fútbol, la educación del triunfo de equipo y su relación individual con la victoria educada, viajan en el mismo vagón, con el mismo billete. Suelen llevar diferentes números de asientos, aunque el destino no deja de ser el mismo, el gol. Es el factor fundamental del éxito, el premio del talento personal asociado con la complicidad colectiva. Saber compartir el amargo sabor de la derrota con sus jugadores es también una virtud. Educar es enseñar, también a no ganar. En la Escuela de Fútbol Odelot Toletum tenemos la suerte de contar con educadores para el triunfo y para la derrota, y que están entre los mejores, lo sabemos. Son ellos, altos algunos, morenos casi todos, delgados la mayoría, deportistas todos, conocedores y aplicadores perfectos de nuestra filosofía. De nuestros entrenadores hablamos, imaginamos que de ello os habréis dado cuenta.

Señoras, señores, a continuación, números y estadísticas.

Más allá del efecto intimidatorio, equivocado, que causó el Cadete A al ir ganando a los treinta minutos por tres a cero al Salesianos Guadalajara, y recibir dos goles al borde del descanso, nos alegró la manera de manejar partidos como el que se nos dió, calidad y actitud, mezclado con orgullo. Descartando por tanto el miedo o el vértigo a ganar, y soportando que la siesta española aparece en cualquier momento, despejados los  bostezos, volvimos tras el descanso, enchufados, para finiquitar un partido en el que Álex González metió dos, los mismos que Kike, Óscar uno y Álvaro Díaz otro, para dejar el 6-2, en el marcador. Tres puntos también se quedó el Infantil A, al ganar por 1-0 al Salesianos Guadalajara, con gol de uno de nuestros rubios preferidos, Blas, se llama, en un partido confuso, extraño y desordenado, que empezó con dominio absoluto y ocasiones claras a nuestro favor, y terminó con nubarrones muy oscuros rondando nuestra portería, que desaparecieron con el pitido final. 

Arrancaron las ligas de benjamines y prebenjamines. En Villaseca, paseo triunfal del Benjamín A, que recordó a sus rivales quién es el vigente campeón, goleando estrepitosamente al Cobisa B por 0-18. Buen debut también del Benjamín B, que ganó sufridamente al Alameda por 1-2, defendiendo como cosacos su área, su casa, con todo dentro, muebles incluidos. Cayó derrotado el Benjamín C ante el Yuncler, 3-2, quizá injustamente, tal vez inmerecidamente, pero ante todo porque seguimos esperando el fin de una lesión larga, la de nuestro portero, Dani, a punto de reaparecer. También cayó en el debut el Prebenjamin A ante el Seseña A, gran equipo, por 2-0, aunque sabemos que dentro de unos meses el resultado será bastante mejor, a nuestro favor, claro. Pero el PARTIDO DE LA JORNADA fue el del Prebenjamín B, que empató 0-0 ante el Alameda, con un despliegue guapo de entrega y pundonor. Lástima que tanto empeño y entusiasmo por buscar el gol no tuviera su justa recompensa, aunque a todos los que lo vimos nos conquistara este pequeño gran equipo.

En los nueve partidos amistosos tuvimos solo dos derrotas, 3-1 el Infantil B en Los Yébenes, y 4-1 también en el mismo escenario del Alevín A. El resto fueron victorias, que podeis visionar en "Resultados Últimos Partidos", aunque aquí no queremos pasar por alto algunas de ellas, como la del Alevín E, que venció 1-4 al Infantil de Camarena, en un despliegue auténtico de juego, o la del Alevín B que se destapó en Los Yébenes con autoridad y goles, 0-11 marcador final.

Asimismo fue bonito ver el resultado final, 5-7 que nos dejó el Alevin C en Recas, más que nada porque la mala fortuna les había castigado durante muchos partidos de pretemporada. La progresión del Alevín D es un hecho, de tal manera que sumó otra victoria merecida y trabajada ante Los Yébenes C, por 1-4, resultado por cierto cortito de largo. Dentro de un orden desordenado ganó el Cadete B al Benquerencia por 4-9, después de irse al descanso con cuatro a tres en contra, lo que nos dice que fue un partido alborotado. Y el triunfo del Prebenjamin C, de apodo Chupetín que ganó en tierras sagreñas, Recas, por 0-7. En Fuensalida se llevó la gloria el Infantil C, al vencer y convencer en juego y goles, 1-6 en total.

Y aquí seguimos, haciendo combinativa la palabra enseñanza con educación, en fútbol, y que arrastra por inercia también sus principios y valores. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.