DENOMINACI脫N DE ORIGEN. (20-ENERO-2012)

Viendo tanto ego en el fútbol profesional mezclado con euros, nos alegra estar más cercanos al otro fútbol, el modesto en miniatura. El que nos muestran los chicos del Chupetín ó Prebenjamin C, que volvieron a ganar en su liga, 1-8 al Añover, ofreciéndonos detalles de esencia mayor en tarros pequeños. Juegan al margen de sistemas y estrategias, aprendiendo a grandes zancadas lo básico, esto es, la colocación, hinchados de optimismo y desconectados de vanidades. Por eso nosotros disfrutamos tanto como ellos viendoles jugar, por eso merecen hoy, que hayamos empezado hablando de ellos. Aplauso para estos auténticos cracks. Denominación de origen.

 

EL PARTIDO DE LA JORNADA

 

El Alcázar no hizo un planteamiento realista, pues espada en mano salíó a buscar la victoria, con los ojos cerrados, sin escudo ni protección alguna, sin medir tiempos, sin pensar a quién se enfrentaba. Por eso, El Infantil A ganó la batalla, con menos caballos, menos flechas, menos fuerza, pero con más practicidad, prescindiendo de florituras y demás adornos. El resultado quizá se quedó corto, por ocasiones y méritos, aunque el 2-1 final nos valió, porque Carlos aprovechó un regalo de la zaga cuando todavía no se había sentado todo el mundo, y porque Granados en una falta directa pensó y ejecutó, y donde puso el ojo, puso la bala, el balón. Fue un partido no muy espectacular pero rebosante de emoción, sobresaltos e intensidad, que nos hizo más líderes. A falta de un partido para el término de la primera vuelta, la trayectoria del equipo en la Liga Regional es impecable, si nos asomamos a la clasificación.

 

Al término de la jornada, luce un lustroso tercer puesto. Es el Cadete A, que ayer fulminó al Alcázar con dos goles en cada tiempo. 4-0. El primer gol fue de Esteban, que empujó a la red un rechace del portero. Christian, "Salinero", metió el segundo de cabeza en un córner, sin saltar, escondido entre las alturas de los centrales. Kike hizo el tercero, mira telescópica en mano, y Dani remató de forma milimétrica y exquisita el cuarto. El grito final de todo el equipo nos demuestra que este equipo ejerce como tal, sorteando algunos obstáculos impertinentes, menores.

 

Del resto cabe reseñar la derrota dolorosa del Infantil C, que nos ofreció un excelente partido al que le sobraron los últimos ocho minutos, los que volcaron el marcador, pues de ir ganando dos a tres con suficiencia, la mala fortuna y los centimetros del fuera de juego, nos dieron el resultado final, 5-3 ante el San Prudencio de Talavera. A veces no importa el final, si durante tres cuartos de partido hemos visto fútbol de muchos quilates. Excepcional otra vez el Alevín E, líder en solitario de la Primera División, tras dejar su sello en Talavera, ante la Unión, 0-4 marcador. 

 

Ahí seguimos, sin confundir a nadie, sin disfraces ni caretas. No vendemos lo que no tenemos. Odelot Toletum, Denominación de Origen.