LAS PIERNAS Y LAS CABEZAS. (20-DICIEMBRE-2009)

Recuperar la mejor versión de estos juveniles y armarlos anímicamente para la segunda vuelta es nuestro deber y nuestra única esperanza. A los que de verdad quieran estar, esos que todavía tienen orgullo, y que lloran, aunque sea a escondidas las derrotas. Los otros, los que apenas asoman, los que rebuscan mil y una justificaciones, para ausentarse, en casita mejor. Año nuevo, vida nueva, ya sabeis. 3-0 perdió el Juvenil Nacional en Albacete, en siete fatídicos minutos, del 56 al 63 de partido, que descubren la ansiedad de unos chavales que ven como las piernas piensan más que la cabeza, y eso es contradictorio. Pero ellos al menos tuvieron orgullo, y si me perdonais, cojones. El derby de la capital, ejemplar en deportividad, entre el Juvenil Provincial y el Toledo B se decantó a favor de los verdes, 2-3. Nuestros goles, Pedro y Cacho. Ellos tuvieron más pegada al inicio del partido, regalos de Reyes incluidos, y supieron aguantar con uno menos durante muchos minutos. Los nuestros no pudieron aunque quisieron. Es lo de antes, las piernas y las cabezas. En Siberia (Villaminaya camuflada) goleó el Cadete A por 0-5, en un campo donde hubiera sido más correcto jugar con patines en vez de botas de fútbol por lo helado del terreno de juego. Hasta el descanso hubo partido, cuando el hielo desapareció, apareció el rodillo naranja, que tocó, tocó, y golpeó. Todo el equipo estuvo inmenso, pero Yerai (2), Víctor (2) y Richi escribieron gol, con mayúsculas. Con efectividad y autoridad ganó el Cadete B al Pantoja, 1-7, donde vimos un equipo muy bien armado, compenetrado, y donde el ambiente de amistad que reina en el grupo, se refleja en el campo. ¿Los goles? Un delantero resolutivo metió 3 (Luis), un zurdo cerrado colocó 2 con la derecha (Juankar), un pequeño gran jugador hizo 1 (Borja) y un mediocentro ejemplo de sacrificio y tesón hizo el otro (Hernando). En Carranque con un frío polar, el Infantil A se calentó a base de goles, ganando 1-6. Si dijéramos que fue un triunfo fácil, no estaríamos reconociendo el enorme carácter de éste equipo, que sale a ganar como mejor le conviene en cada partido. O dominando, o esperando. Lo bueno es que hasta ahora casi siempre ganan. Imanol (2) Dani Ludeña (1), Diego Burguillo (1), José Luis (1) y Dani López (1) ayudado por un defensa que no era su amigo, marcaron los goles. Con el tropiezo de su rival más directo, se colocan líderes en solitario otra vez, finalizando el año de forma excelente. Jornada de descanso para el Infantil B, que ya no jugará hasta el año que viene, cosas de la competición. Sin comentarios. Por 8-1 venció en Alevín A al Alameda, en partido que no tuvo mucha historia, solo la que otorgó empezar perdiendo un partido que supimos siempre que íbamos a ganar. Por 4-3 perdió el Alevín B, ante el líder, Menasalbas, en otro partidazo, a los que ya nos están acostumbrando estos chavales, que luchan, pelean, y juegan de maravilla, casi siempre en desventaja física. De hecho, nuestros delanteros ni aún subiendose en una escalera se hubieran puesto ayer a la altura de los defensas. Por otro lado el Alevín C venció 1-6 al Navahermosa, sin complicaciones, sin alardes, pero con efectividad, como debe ser. No deben mirar más allá que lo que da el día a día, partido a partido, y seguro que consiguen su objetivo. En Villaseca los anfitriones fueron goleados por nuestro Benjamín A, por 6-0, en partido cómodo, donde pudimos ver también que los que juegan habitualmente menos, están muy bien preparados. Seguimos chicos ¿eh?. El Benjamín B consiguió su segunda victoria de la liga ante el Mora B, 3-0, para irse con tranquilidad a comerse los turrones con los deberes hechos. Segundo empate consecutivo del Benjamín C,1-1 ante Magán, y segunda vez que merecieron haber ganado por muchos goles de diferencia. A veces el balón se pone el traje de la injusticia y no hay manera de convencerle para que se meta en la portería. Sólo inistiendo lo conseguiremos chicos. El Prebenjamín B perdió el viernes bajo la lluvia, 7-2 ante Nambroca, en un precioso partido donde celebramos todos sus dos goles con enorme satisfacción. Aquí si nos da igual el resultado, solo nos importan las caras de los peques, que son a veces para hacer un albúm de quinientas páginas. Bueno, bueno, y lo del Prebenjamín A ha sido espectacular, pues a pesar de reconocer que sus rivales , Cobisa B, eran muy pequeños, meter 28-0 es un ejercicio de autoridad y de aviso a los equipos que quieran disputarle el título. Después de más de tres meses de competición no podemos que estar más que satisfechos con casi todos los 255 jugadores de la Escuela de Odelot Toletum que intentan coordinar eso que antes hablábamos, las piernas y la cabeza. Así que para todos vosotros, chicos y para mamás y papás, FELIZ NAVIDAD.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.