SEGUNDAS PARTES A VECES FUERON BUENAS. (21-09-09)

Lo decimos por el partido de ayer de nuestro Juvenil Nacional. El marcador, como el algodón, no engaña. 4-1 le ganamos al Puertollano. Viendo el tanteo siempre alguien habrá recurrido al clásico comentario, que si el rival era flojo, que si el portero, que si tal que si cual, pero lo que dice el marcador al final, va a misa. Desde el principio se vio un equipo superior, EFB. Odelot Toletum, y aunque no generabamos ocasiones claras en la portería contraria, si lo hacíamos en la nuestra por las tremendas dudas que nos asaltan a la hora de defender, por no ser contudentes, vamos. El primer tiempo transcurrió de esa manera, cosa que aprovechó el Puertollano para ponerse por delante en el marcador. A partir de ahí, y hasta el final, el dueño del balon y del juego fuimos nosotros, y asi en el minuto 40, empataba Manu, de penalty. El segundo tiempo fue otra historia, porque el dominio fue abrumador, generando numerosas ocasiones, y llegando con facilidad a la porteria contraria. De esa manera, Diego López, en la mejor jugada del partido, recibió el balón a diez metros del área, y empezó a sortear enemigos, que nos parecieron árboles porque no vimos que se movían, pero comprobamos que sí, que eran defensas en movimiento, pero engañados con dos fintas por aquí, un amago por allí, otro regate por allá, y así se plantó delante del portero y definió de forma soberbia. Golazo. Lástima que no esté grabado. Era el 2-1. Y luego siguió el asedio a la porteria del Puertollano, y así apareció con su espada y escudo, Jose, acordaros, "Corazón de Dragón", que antes había estado dando espadazos al aire, para golpear dos veces más de forma rotunda al rival, que ya no se podría levantar. 3-1 y 4-1 en un plis plas. Los tres primeros puntos, conseguidos de forma brillante. También libró batalla el Juvenil Provincial el sábado en Guadamur, en partido amistoso, contra el equipo de Guadamur de Autonómica, y salió bien librado, principalmente por la buena actitud de estos chicos, que a pesar de su juventud, supieron sobreponerse a los contratiempos que les planteó un equipo experimentado y que jugó bien al fútbol. El marcador aquí tampoco nos engañó, y refleja lo disputado y atrevido del partido. 5-6 ganamos, y no, no era balonmano, era fútbol, y fútbol bueno, con goles, muchos goles, que sabeis que es la salsa de este deporte, y que se consiguieron la mayoría también en la segunda parte. Estos juveniles, están dispuestos ya para empezar su liga el próximo sábado 27. Y darán mucho que hablar. Les esperamos.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.