DISFRUTAR, APRENDER, MEJORAR, PROGRESAR Y GANAR. (05-06-2011)

Otra vez más, y no sabemos cuantas van ya en éstas últimas semanas, otra vez más decimos, tenemos otro equipo en una final. Es el Infantil B, que de la mano de Raúl Madrid se ha metido en la final de la Liga Toledo Norte, después de haber ganado a la U.D. Talavera por 2-4, eso sí, con un gran esfuerzo debido al excelente nivel del rival. En la final nos espera otro "hueso", el Torrijos. Ahora solo os pedimos, compromiso y actitud, y que sigais siendo EQUIPO.

No llegó a la final el Cadete B, que se dejó llevar por la suave brisa del mar, por el sonido de las olas. Algunos llegaron a la playa antes de tiempo, y sacaron la toalla y el bronceador en el terreno de juego. Olvidaron que jugaban la semifinal de la Liga Toledo Norte, y claro, el Torrijos se aprovechó de ello, robándonos la conquista, y goleandonos, 5-1. Venga chicos, guardar la toalla para dentro de quince dias,  y debeis luchar, luchar, que os jugais mucho estas dos semanas.

Os compensará. Pero luchando por lo que manifestais querer, derrotando al pasado y a los miedos del presente. Ya nos entendéis, creemos.

El excelente nivel de nuestros equipos se demuestra cuando salen de su competición oficial, de sus ligas, y compiten con otros que también han destacado en las suyas. Decimos esto porque el equipo Alevín de Odelot Toletum, Alevín sin letra, ofreció una excelente imagen en el Torneo Nacional de La Roda, obteniendo el tercer puesto tras caer en semifinales por un error inocente y perdonable, propio de la edad, ante el Guadalajara, 1-0.  Esta derrota resultó casi anecdótica frente al enorme tamaño de su juego., de su estilo, del sello Odelot. Lo supo la gente de la organización, los seguidores del resto de los equipos, lo supieron los jugadores, y deberían haberlo sabido algunos otros "¿entendidos?" perfiladores de alineaciones.

El fútbol es un juego colectivo, el juego colectivo por excelencia, por si alguno no lo sabe todavía. Equipo, señores, equipo. Antes de cualquier jugador por mucho que prometa, está el equipo. Sin el equipo, ese jugador promesa no es nada. Nadie debería olvidar esto jamás.

Hechas algunas necesarias aclaraciones, volvemos a ellos, al Alevín Odelot Toletum sin letra, a los protagonistas, a los jugadores, esos que deberían estar al margen de todo esto , éstos que seguramente nos traerán algún trofeo más a nuestras vitrinas antes de irse de vacaciones. Y aunque así no fuera, estamos encantados con ellos, por anticipado, con todos, con los que disfrutaron con la letra A, los que aprendieron con la letra B, los que mejoraron con la letra C, los que progresaron con la letra D y con los que ganaron mucho con la letra E.

El fútbol es de todos, de los que disfrutan, aprenden, mejoran, progresan y ganan. De todos. Un juego colectivo.

 

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.