JUGAR BIEN: DIVERTIRSE Y ENTRETENER. (18-04-2010)

Hoy se ha jugado bien. Esta es una frase universal que oímos asiduamente en el fútbol y todos hablamos y opinamos sobre ella. Todos. Si aclaramos que la definición de jugar es entretenerse, divertirse, deberíamos basarnos en esto para calificar cuando un partido es bueno y cuando no. Y en ésta jornada, de sábado y domingo, hemos jugado bien algunos, hemos jugado cómodamente sin sobresaltos otros y también hemos jugado menos bien el resto. Empezamos. Bien ha jugado el Juvenil B, que ha ganado 6-0 al Villa de Don Fadrique, equipo que está posicionado en la zona notable de la clasificación. Globalmente el partido ha sido bueno, aunque el primer tiempo nos dejó las dudas lógicas de un equipo que se enfrenta a otro mejor clasificado. Despejadas las dudas de los primeros minutos, estos chavales fueron prácticamente prácticos, jugando bien. A la cabeza, Parra, con tres goles, Sergio Martín de la Fuente con dos y Álvaro Gómez con uno, firmaron el buen trabajo de todos los demás. Bien ha jugado el Alevín A, ganando en sus dos partidos de fin de semana, 4-0 a Magán en la Liga Provincial, y 2-5 al Torrijos B en la Liga Villa de Torrijos, con un fútbol fluido y rápido y sobre todo práctico. En esa línea también estuvo el Prebenjamín A, que venció 2-6 en la Liga de Argés a los anfitriones, y goleó también en la Liga Toledo Norte de Camarena al Valmojado por 1-6, dejando claro que éstos divierten y se divierten. Bien, pero que muy bien, ha jugado el Benjamín A, que ganó el sábado al Torrijos C por 2-6 en partido tranquilo y pausado, y el domingo en partido grande, al Noblejas A, por 1-0, con mérito enorme. pues es el primer partido de toda la temporada que pierden los azules. El Infantil A, muy bien, gracias. Partido con mayúsculas, donde había cierto aire de revancha, pues el Torrijos A nos ganó en su casa y empató en la nuestra en liga de 1ª División. Pero ayer, jugando bien, bueno no, extraordinariamente bien, nuestro equipo fué capaz de ganar 0-2 en la Liga Villa de Torrijos. Un espectáculo de juego y control. Al nivel excelente de todo el equipo, Dani López, sobresaliente, le puso los dos goles y Guillermo Valle, el juego.

Pasemos a los ganadores cómodos. Por ejemplo, el Cadete A, que tuvo el balón en su poder 75 minutos de los 80 jugados, para ganar 0-6 al Torrijos B, en la misma liga de categoría cadete. Con comodidad se impuso el Alevín C al Orgaz en la liga provincial, 1-6 el sábado, aunque pagando sus errores cayó el domingo por 4-1 ante el Fuensalida A en la Liga Alevín de Torrijos. Entremedias nos queda el Infantil B, que empató 1-1 ante el Patronato Toledo B, que marcó en el descuento, y que resultó ser justo a todas luces después de ver el partido. Y los pequeñines del Prebenjamin B, que perdieron ante Galvez 4-2, con una lucha indudable, aunque no les dió para resistir a un equipo con jugadores a los que tenían que mirar hacia arriba.
Tres equipos perdieron jugando bien. Y perdieron porque saltaron al campo derrotados mirando con temor el calentamiento del rival, y cuando despertaron del temor, era demasidado tarde.  El Alevín B, 6-0 ante el Toledo A, en la Liga de Torrijos. El sábado nos deja pendiente el partido ante el PDM. Toledo B, después de nuestra reclamación por alineación indebida de un jugador rival. El Benjamin B, perdió 2-1 ante Los Yebenes A, y quizá injustamente. Jugando así, debe llegar una alegría no tardando mucho. Seguimos buscándola sin bajar los brazos, chicos. Y el Benjamin C, perdió 3-0 ante el Seseña, y no fue para tanto el resultado, de verdad, visto lo visto.
Algunas derrotas descubren que no se jugó tan bien, como la del Cadete B, que perdió opciones, credibilidad y 2-0 ante Argés, equipo hoy por hoy inferior técnicamente, pero superior en actitud y carácter, armas indispensables en la exigencia competitiva. O como la que tuvo el Juvenil Nacional, 2-3 ante el Hellín. Es difícil sostener el buen juego y el resultado luchando  contra la injusticia y soportando el castigo durante muchos minutos con 8 jugadores sobre el campo, por expulsiones excesivamente rigurosas algunas, y merecida e inexplicable otra. Quizá deberíamos analizar todos, directivos, jugadores, árbitros y entrenadores, cómo puede haber tanta diferencia de criterios en ésta categoría, y  saber castigar un puñetazo malintecionado sin balón en un córner, y templar los nervios de dos chavales de 18 años que se empujan y desafían con la sangre hirviendo, en jugada intrascendente, simplemente dialogando y razonando con ellos. La pistola recaudatoria (tarjeta roja) casi nunca soluciona estos conflictos, es más, los agrava, aunque haga "caja". Tanta reunión y unificación arbitral, debería tener menos mesa y mantel, y más trabajo psicológico. Arbitraje inglés "FOR EVER". No estaría de más que todos, visionáramos partidos de la liga inglesa. Aprenderíamos, os lo aseguramos. Jugar, entretenerse y divertirse. Nos divertimos y entretenemos, juguemos como juguemos. De eso se trata.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.