LA GENEROSIDAD NAVIDE脩A. (22-DICIEMBRE-2013)

PARTIDOS DE LA JORNADA.

Los primeros murmullos llegaron con el primer gol, un disparo de Morales desde Santa Bárbara que se coló en la portería rival. El Juvenil empató, 2-2 ante el Toledo en el Salto del Caballo. El partido era feo, trabado, aunque no sufrimos sobresaltos en el primer período. Los nuestros aparecían por el área contraria con mucho peligro, disparando los corazones verdes. Ellos también jugaban y estaban muy motivados. Mucha tensión en ambos bandos hacían disparar las pulsaciones en la grada, que asistió a nuestro segundo gol, Peces desde la Estación del Ave, cuando suspiraba el primer período. A quien tanto se entusiasma vía internet, le resulta difícil esconder sus miedos y complejos. Cero a dos al descanso. Todo parecía normal, ganaba el que más lo mereció, el que junta mejores jugadores en una misma plantilla. El Toledo salió más enchufado en el segundo tiempo porque sus necesidades lo exigían, y como también son buenos, nos apretaron. Con su primer gol al inicio del segundo tiempo creyeron y crecieron. Ya sabemos que el fútbol castiga distracciones y desórdenes, y nosotros estuvimos distraídos y desordenados, tal vez por los demasiados contratiempos que nos azotaron en forma de lesiones,  justo hasta su segundo gol, que vino acompañado de una expulsión en nuestra contra. Con diez empujamos, y descubrimos de nuevo en sus piernas algunos temblores, y a ese ritmo se movía el partido, con la fe que sostiene al que pretende levantarse después de caer, cuando tuvimos los tres puntos en nuestras manos. El penalti fallado premió a los que menos lo merecieron y castigó al mejor. Es lo que tiene la generosidad navideña.. Nosotros seguimos enorgulleciéndonos de estos tíos porque nadie ha sido capaz de ganarles áun. Son grandes, muy grandes.
 

 

Image

 Se fue el otoño y apareció el invierno. El frío madrugador, campo helado, saludó al partido de Primera División del Infantil B ante el Torrijos A. Nuestros nenes quisieron combatir la escarcha con camisetas térmicas, algo normal, que desvistió no sabemos porqué, el árbitro, menos natural. En manga corta fuimos a por los tres puntos, con más calidad que músculo, y así ganamos el encuentro, 4-3, a pesar de fríos y retrasos varios. La superioridad del primer tiempo en juego y marcador se complicó en el segundo acto, porque los torrijeños nos retaron a fuerza, donde éramos más débiles, aunque supimos reponernos a su físico y a decisiones extrañas de quién no supo distinguir las distancias naturales que existen entre un metro y un centímetro, cuestión de cinta métrica visual. Premio en éstas fiestas navideñas y turrón de chocolate para éstos nenes.

HUBO MÁS.

El Alevín A venció 2-0 al Torrijos A con menos claridad en el marcador que en la estadística. Muchos disparos a portería para sólo dos goles y mucha superioridad para tan poco premio. El castigo que obtuvo el Cadete B ante el Torrijos A, 0-1, fue demasiado cruel visto el mérito obtenido por unos y otros. Después de tiros al palo, mejor juego y penalti fallado, nada quebranta nuestros ánimos, sabedores del potencial de éstos chavales. De fabulosa podemos calificar la trayectoria del Infantil C, que sube a la montaña de la clasificación tras vencer 0-4 al Cobisa. Y la goleada estrepitosa del Alevín C ante el Argés no la podemos pasar por alto, pues ganar 0-15 en tan poco tiempo es difícil, algo que también consiguió en la Liga Benjamín de Mora nuestro Benjamín B, también 0-15.

 En Valdebebas jugaron nuestros equipos de la Liga Regional, Cadete A e Infantil A, ante el Real Madrid, que como la lógica nos muestra, está años luz de nosotros y de nuestros compañeros de competición. Resistimos como pudimos el empuje de sus equipos, subidos en escalones superiores técnica y físicamente. La lectura positiva para nosotros es sentirnos elegidos para competir con ellos, seguir siendo su referencia en Toledo. Por eso volveremos.

Felices Fiestas a todos.

 

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.