LA LLUVIA, DESENLACE TRAIDOR. (21-OCTUBRE-2012)

Guadalajara nos recibió con lluvia y con la brumosa melancolía del otoño, y nos despidió con cielo aclarado y un desenlace traidor al fútbol. Que el equipo que mejor juega no termina ganando un partido, lo hemos oído muchas veces, y lo hemos visto, pero que ese equipo domine y controle, tire en más de diez ocasiones a portería, tenga seis ocaciones claras de gol, dos balones al poste, y termine perdiendo, es una falta de respeto a la palabra mérito. Así perdió el Cadete A, entre manos a la cabeza, 1-0, a cinco minutos del final, en una falta desgraciada, lluvia desenlace traidor, que premió al equipo más rácano. Y así cayó en la misma línea el Infantil A, también ante el Guadalajara, 2-1, gol de Jorge, porque perdonó y perdonó ante la portería contraria, y como adelanto a la Navidad, regaló y regaló. Pero estamos tranquilos, sabiendo la nula disposición de nuestros chicos a seguir regalando, deportivamente hablando, claro.
 
El Cadete B empató en Cobeja en partido amistoso, también regalando generosamente conceptos básicos del fútbol en muchos momentos, balón principalmente, para terminar 1-1 en el marcador y con la agria sensación de no haber logrado el triunfo por dejadez y bostezos mezclados. Es hora de desperezarse y mostrarse más competitivos, independientemente de que sea menor o mayor el objetivo. Pilas y baterías por poner.
 
El Fútbol 7 nos dejó buenas sensaciones, empezando por el Alevín E, que goleó al Cobeja por 1-5, después de haber tenido ventaja cómoda en el marcador y ponerse a sestear, para terminar imponiendose por autoridad futbolística, legañas fuera de por medio. En Bargas jugó, venció y convenció el Alevin D, por 1-2, en un partido con resultado merecido y aseado al igual que trabajado. Goleada estrepitosa del Alevín A en Escalonilla, 1-11, sin más sobresaltos que superar el bote del balón en campo de tierra, como los chicos del Benjamín A, en Nambroca, donde se dieron otro festín de goles, 1-10, siendo superiores desde el inicio. En la misma tierra goleó también el Benjamín C, con momentos brillantes en el manejo del balón y de la imagen, 1-6, marcador final. La contundencia de los nenes del Chupetín sigue latente, en juego y en número de veces que alojan el balón en redes contrarias, 0-12 nos dejó el resultado en Cobeja. El Prebenjamín A, también en Cobeja, venció cómodamente por 2-6, calentando motores, pruebas terminadas, para el inicio del Campeonato. Por último el Benjamín B fue derrotado en Cobeja sobre la bocina, en el último segundo del partido, 3-2, tras trescientos barullos en un córner, y después de haber igualado meritoriamente un resultado adverso de dos a cero.
 
A pesar de la traidora lluvia, de regalos, de bostezos, de méritos, de pilas, sobresaltos y baterías, somos lo que somos…. Odelot. Para qué seguir….
 
 
 

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.