PLANTA N脷MERO DOCE. (7-ABRIL-2013)

EL PARTIDO DE LA JORNADA.
 

Volvió la luz. Después de días de mucha lluvia arropada por negros nubarrones estornudando agua, el sol apareció de nuevo. En Polán, Torneo Semana Santa, venció y convenció el Alevín E, proclamándose Campeón con toda justicia, de la mano de Rodri, tras vencer en la Final al Torrijos, 0-7, reivindicando su poder, tras meter veinticuatro goles y recibir solamente uno. Un equipo que vive en el piso más alto de su liga, la Primera División, doce plantas más arriba que su perseguidor, merecía éste premio. En partidos normales, largos, con sus tiempos, es el mejor, balón en el pie, tocandolo y guardándolo hasta borrar su dibujo, antes de llevarlo a su destino, la red de la otra portería. Para acceder al piso 12, el ascensor es lo más rápido, si no puedes subir con la pelota. Nosotros vivimos allí, doce pisos más arriba, y en su día, tuvimos la prudencia de llevarnos el balón con nosotros.

 

El Prebrenjamín A no pudo rematar su excelente participación en Polán. Fue a perder el único partido en la final, haciendo un mal partido, que no empaña en absoluto la Gran Semana Santa que han hecho. Finalistas en Illescas y Polán, y Campeón en el Memorial Maxi Hernández, dice mucho de la calidad y clase de los "Antonio Boys".  El nivel ofrecido por nuestro equipo Benjamín A, de la mano de un grandioso entrenador, Moreno, es para enmarcar. En el Torneo de Polán todos pudimos contemplar que el mejor fútbol lo descargó nuestro equipo, moviendo el balón, dirección vertical, horizontal y oblicuo. La falta de acierto nos impidió llegar a la final, tras empatar, 1-1 ante el Mora, excelente equipo, que forzó la tanda de penaltis, donde la fortuna decidió sonreirles. El equipo Chupetín quedó segundo, sin encajar un sólo gol en el Torneo de Polán, y quitándonos un gol que nos hubiera proclamado campeones por fuera de juego, regla con la que habitualmente se compite en ésta categoría. Pero no pasa nada, el equipo de los chiquitines cumplió con creces. Bien Diego

 
Por último, el Prebenjamín B de Mario ganó un partido amistoso ante el Cobeja, 1-2, a uno de los grandes de la liga, dando una imagen excelente en cuanto a juego sobre todo. Estos chicos siguen subiendo enteros, dándonos una buena sensación cara a la próxima temporada.
 
Os habréis dado cuenta imaginamos, de quién es el balón. Pues eso.