UNA HUELLA IMBORRABLE. (9-ABRIL-2017)

Jacobo, huella imborrable.

minuto_de_silencio.jpg

 Era el partido más importante de su vida. Estaba preparado, convencido y confiado porque era un enérgico, un ganador. Pero no esperaba, como no espera nadie, lo traidora que es la vida, esa misma que engañó a Jacobo, jugador juvenil del Toledo, que había defendido con pasión nuestro escudo cinco temporadas, un chico joven que sobre todo quería vivir, y durante más de dos años se enfrentó, luchó, y superó a esa enfermedad repugnante e innombrable, que fue tan implacablemente asquerosa para  golpearle definitiva e impunemente sin razón.

Descansa orgulloso y tranquilo, chaval.

minuto_de_silencio_alevin_d.jpg

 El Prebenjamin A fue el mejor en el Torneo de Semana Santa de Polan, sin aprietos ni magulladuras. Fue un vendaval de aire, como el que producen dos puertas abiertas opuestas en una casa, huracán repentino que airea papeles y cortinas en la misma medida. Se proclamó Campeón agitando una vez más la bandera naranja y negra, símbolo de nuestra identidad. 6-2 al Orgaz en la Final. Grandes criaturas, pequeños grandiosos.

ALBACETE BALOMPIE & ODELOT TOLETUM

El enfrentamiento de partidos con el Albacete Balompié fue tan casual como diferente.

Vayamos por partes. El Infantil A sufrió mucho más de lo esperado, tal vez descabezado sin su figura principal, no fue capaz de sostener el empuje de su rival, que estuvo más motivado para llevarse esos balones divididos, esos momentos de aliento intimidatorios en el cuello del rival, que al fin y al cabo distancian la ambición de unos y otros. El 3.1 final fue la realidad que vimos.

El Cadete A plantó cara y fue generoso al final para perdonar a los albaceteños, que se jugaban la liga, pero que sucumbieron al orden de los nuestros. El empate final, 0-0, fue justo y merecido, aunque siempre nos quedará la fotografía de esa victoria que nos hubiera regocijado y que tuvimos en nuestros pies. Conformados quedamos de todos modos.

El Juvenil Nacional, deberes hechos, fue merecedor del triunfo ante el Albacete, por juego, intensidad, ocasiones y cojones…perdón para los que se sientan incómodos, bravura, también vale. El resultado final, también 0-0, no se ajustó a lo que vimos durante el partido, porque los nuestros expusieron, ofrecieron, propusieron, mostraron, tocaron y prometieron mucho más.

Grande Jacobo !!!!.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.