RENOVARSE O REPETIR, ESA ES LA CUESTI脫N. (9-ENERO-2011)

No ha sido un buen sábado. De cinco partidos, tres derrotas, un empate y solo una victoria. Y muy meritoria. La del Infantil B, que venció en la Liga de Primera División al Diana Sonseca por 4-3, en un partido que tuvo mucha emoción en el juego, y más en el resultado. Desde el principio fueron por delante en el marcador, pero solamente el empate a dos nos disparó las dudas, que quedaron anuladas en un arreón del equipo que se puso con un cuatro a dos y tierra de por medio. Pero el fútbol a veces quiere acelerar corazones y poner a prueba los marcapasos imaginarios que muchos llevamos, de manera que un gol del Diana dio para que el partido fuera emocionante y vibrante hasta el pitido final. Con esta victoria nos aupamos hasta el quinto puesto, adelantando precisamente a nuestros rivales de ayer.
 
El empate fue el cosechado por el Cadete B ante el Diana Sonseca también. Y aquí hubo más emoción en los últimos siete minutos que en el resto del partido. En esos siete minutos pasamos del empate a uno al empate final, 2-2. Nosotros conseguimos el dos a uno en el tercer minuto del descuento, y nos empataron en el sexto minuto del añadido. Queda claro para que todos tomemos nota, que el partido acaba cuando el señor del silbato pita tres veces seguidas en el segundo tiempo. En la clasificación nada cambia, seguimos en una más que merecida y meritoria tercera posición en Primera División.
 
Las derrotas. Honrosas dos de ellas. La otra no. Honrosa fue la del Infantil A ante el Toledo, 1-0, porque jugamos el partido entre algodones, con varios jugadores lesionados, al cincuenta por ciento. Y algún expulsado. Aunque entregamos el primer tiempo, donde deambulabamos  todavía con la almohada puesta en la cabeza, no fuimos inferiores, todo lo contrario. Un detalle lo explica todo. Los verdes estuvieron pidiendo el final del partido, la hora, con diez minutos de antelación, achicanco agua, pues en esos minutos sacamos hasta ocho córners. Pero hay veces que se pierde sin merecerlo. Derrota honrosa también fue la del Cadete A, ante el Toledo, 2-1, aunque el partido iba para empate por méritos de unos y otros. Algún detalle inclinó la balanza a favor de los verdes, detalle arbitral, porque hasta ayer todos pensábamos que unas manos fuera del área es falta, y dentro es penalti. Al árbitro que estuvo muy bien durante todo el partido, se le hizo de noche y sin luz en unas manos escandalosas en el área del Toledo. Algún día esperamos que eso ocurra en nuestro campo, donde la luz  se apaga habitualmente en el mismo sitio, en el mismo área. Ah!, por cierto, el final del partido demostró que en Odelot sabemos perder, en contra de muchas opininiones, pues hubo felicitaciones al ganador, algo que no estamos acostumbrados a recibir si somos nosotros los ganadores.
 
Derrota penosa fue la del Juvenil, pues un partido que estaba controlado, se perdió 3-2 en Tembleque. Ibamos ganando uno a dos, y pudimos ponernos uno a cinco. Pero no contábamos que nos íbamos a presentar con el traje de reyes magos en lugar del naranja y negro habitual, haciendo regalos a diestro y sisniestro. La indolencia y la desgana, no tiene cabida en fútbol Y no es acosejable subestimar al rival nunca, pues al fin y al cabo en esta liga no hay un Real Madrid ni un Barcelona que marquen una enorme diferencia. Por todas estas cosas, estamos espantando nuestro objetivo, y allanando el de nuestros rivales. O nos aplicamos, o repetiremos curso.

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.